» El Festival
  - Perfil
- Estructura
- Acreditación
- Publicaciones
- Sedes
- Vuelos & Alojamiento
- La Habana
- Descargas
 
 
 

» Unial
  La Red del Universo Audiovisual de la Niñez Latinoamericana impulsa la integración y cooperación para contribuir al enriquecimiento espiritual de la niñez y la adolescencia.

- Foro de la Niñez y su Universo Audiovisual
- Talleres
- Proyectos en Curso
 
 
» Premios

- Consulte el resumen de todos los premios de anteriores ediciones del Festival.

 
 
  Inicio > Noticias > Ampliación  
     
Laurent Cantet: Incisivo, resistente, violento a lo real
 
 

Algunos —los más— lo catalogan como el renovador del cine francés. Casi todos lo admiran, y examinan con agudeza cada una de sus propuestas. Está en La Habana filmando y en Festival.

No tiene ni barba, ni espejuelos, no tiene el cabello largo… ni otros de esos «símbolos» que algunos se acomodan para ser «gente de cine». Es más, parece un empresario.

El cineasta galo va en busca de la contingencia, casi siempre con actores no profesionales. Un ejemplo lo constituye su cinta Recursos humanos (1999), primer largometraje que le valió un premio en el festival de San Sebastián.

Aunque los premios «no hacen al director», ni a los actores, productores… aquí hay que mencionarlos: Cantet recibió en el 2008 la Palma de Oro por el filme Entre los muros, un año después la cinta fue nominada al Premio Oscar, de manera que su obra es digna de valorar.

Invitado de lujo a la edición 35 del Festival, Cantet decide responder rápido a algunas preguntas con una primerísima palabra en la boca: No.

¿Laurent Cantet hace el cine que le gusta o el que le impone la época moderna?

No. Hago el cine que me interesa hacer, y de la forma que me gusta. De la misma manera abordo temáticas que me atraen como aquellas de corte social. Es verdad que mis películas no son con mucho glamour y no son quizás lo que espera el mercado, pero… hago lo que me gusta, y nada más.

¿Cuál es el interés fundamental que busca siempre en sus filmes?

Lo que me interesa es ver el lugar que cada persona puede y debe ocupar en el mundo y que puedan encontrar su espacio. Es cierto, los personajes descritos en mis películas son personas idealistas que deben enfrentarse a mundos, quizás, demasiados vinculantes e impositivos. Me atrae la justicia social. A veces la violencia social, las relaciones de poder que, en determinados momentos, me parecen excesivas y la violencia de las relaciones humanas, sobre todo eso.

¿Por qué afirmar que la política “se vive de forma íntima”?

Porque para mí es el único modo de acceder a ella. No pudiera adherirme ni aplicarme a una causa si no siento esa necesidad, esa injusticia. Por mucho que los teóricos digan que está ocurriendo.

¿No le parece una obsesión detener la mirada sólo a los temas de corte social?

No. Estoy muy implicado en estos fenómenos. Es más interesante verme vinculado en esto que en una historia de amor o algo así.

Hay quienes afirman que una buena película se sostiene en una historia bien contada, ¿coincide con esto?

Digo que no. Es verdad que el guión es importante, pero más importante aún es lo que vive el personaje, algo que esté sucediendo de verdad en la vida de ellos. Y también la justeza de estos personajes ante la cámara.

Entonces, ¿cómo escoge una buena historia?

La historia atractiva es la que ofrece libertad al personaje y al espectador. Siempre mis filmes terminan con una interrogante. ¿Qué quiero decir con esto? Que no soy yo quien de la conclusión, siempre dejo que sea el público quien llegue a ese punto.

¿Quiénes han servido como referentes fundamentales en su obra cinematográfica?

No tengo una referencia exacta. Hay muchos productores como es el caso de Rosellini o en los Estados Unidos John Ford, entre otros.

Es usted un hombre con varios reconocimientos a nivel mundial, ¿hacen los premios necesariamente a un director?

No. Aunque debo decirte que cuando recibí la Palma de Oro fue para mí un momento de extrema felicidad y de mucho orgullo. El filme que verdaderamente me interesa no es el que hice ayer, sino el que voy a hacer hoy, y mucho más, el que haré mañana. No es la Palma de Oro lo que me incita, aunque reconozco que por el premio pude hacer una película como Foxfire, gracias a eso pude tener más libertad y mejor presupuesto. Es innegable.

¿Cuánto le aporta un Festival de cine como el que se desarrolla en La Habana?

Verdaderamente, me emociona el deseo de las personas por ver películas, las ansias de ver cine que tiene el público cubano. Es muy edificante cuando pasas por las salas y observas las filas que se hacen en la mañana y en la noche.

¿Algún día renunciaría a la idea de hacer cine?

Nunca me he hecho esta pregunta, pero creo que no. Es lo único que sé hacer.

Por Jaime Masó Torres

 

 
  » En portada
  Cargando...  
 
   
       
 
 
 
» Galería
 
Recordando a Alfredo Guevara, Presidente del Festival.

 
 
» Diario
 
   
 
» Acreditación

- Cómo acreditarse

- Accreditations

 
 
 
» Industria
  El Festival propone varias iniciativas dirigidas a fomentar y contribuir al desarrollo de proyectos cinematográficos.

- Nuestra América Primera Copia
- Taller de Guiones Latinoamericanos
 
 
» Enlaces
Instituciones que colaboran y apoyan al Festival.